¿Esta situación tiene propósito?

Por: Familia Siervo Molano

“Hoy te invito a que le encuentres sentido y propósito a esa situación específica que estás viviendo, tal vez se vea muy difícil, incluso sin salida , pero nuestro Padre, que es Perfecto, que te conoce, en su infinita misericordia y amor, no te va a mandar algo que no puedas soportar”.

La parashá de esta semana es Miketz que traduce “al cabo de” y se encuentra en Bereshit 41:1 – 44:17. Sin duda, es difícil contemplar de una manera amplia esta parashá sin mirar algunas parashot atrás o la siguiente parashá, ya que Yozef, al inicio de esta parashá, se encuentra en una cárcel en Egipto, por lo que uno se preguntaría ¿por qué está allí? y termina de una manera inconclusa en el episodio de la “copa perdida” cuando Yosef le responde a Yehudá que solo será esclavo de él aquel que tenga en su poder la copa perdida, es decir, Benyamin. 

Recordando un poco la parashá pasada, Yozef pasa por situaciones muy complicadas. Siendo el hijo de la amada (Rajel), sufre, lo que se llamaría hoy en día, bullying por parte de sus hermanos, a tal punto que es tirado por ellos a un pozo para después resultar como esclavo en Egipto. Después de ello, Yozef es ascendido, en Egipto, a un cargo privilegiado, pero es acusado falsamente de intento de violación y resulta en la cárcel. Allí tiene la oportunidad de interpretar los sueños de dos encarcelados y por referencia de uno de ellos, el copero, es que “Miketz, al cabo de” dos años le interpreta los sueños al Faraón y se percata que habrán 7 años de hambruna que no sólo afectarán a Egipto sino a sus poblaciones aledañas, es decir, a la familia de su padre Yacov también.

Por un momento, piense en todo esto que tuvo que pasar Yozef, ¿Cuál habría sido su actitud? ¿usted habría estado desesperado, triste, amargado, deprimido, sin esperanza? O por el contrario, como indica el Rabino Yosef Garmón, ¿habría sacado de cada situación una bendición? Desde una vista superficial, se podría percibir una actitud, por parte de Yosef, de resiliencia, un término últimamente muy usado, pero es que con la situación actual de pandemia a muchos les ha tocado asumir esta actitud. Según la Real academia española, resiliencia es la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.”, sin embargo, algunos psicólogos añaden que más que solo adaptarse a esa situación, la persona puede salir fortalecida de esta, o en otros términos, puede ser luz no sólo para sí misma sino para otros seres vivos que la rodean.

Sin embargo, ahondando un poco más, Yosef actuó (es decir no solamente tuvo) en Emuná (fé auténtica). El Rabino Shalom Arush nos enseña que para aprender y fortalecer la Emuná se tiene que pensar que: 1. Todo proviene del Creador 2. Todo es para bien 3. Detrás de todo hay una enseñanza por aprender. Suena fácil, ¿no es verdad? cuando piensas esto y lo aceptas (no de una manera pasiva o fatalista, sino más bien activa y positiva, teniendo en mente que la situación te elevará espiritualmente, perfeccionando tu alma) entonces le encuentras sentido y propósito a la situación, tal como a Yosef le sucedió, pues en la siguiente parashá (Bereshit 45:7), la Torá nos muestra que todo lo que le sucedió a Yosef fue para el bien de su familia y lo que es actualmente el pueblo de Israel, es decir, se puede ver esa gran trascendencia de la actitud positiva y responsable que tuvo Yosef. 

Por eso hoy te invito a que le encuentres sentido y propósito a esa situación específica que estás viviendo, tal vez se vea muy difícil, incluso sin salida , pero nuestro Padre, que es Perfecto, que te conoce, en su infinita misericordia y amor, no te va a mandar algo que no puedas soportar, de seguro tienes las fuerzas y las cualidades para salir adelante y fortalecido de esa situación, además de la trascendencia que esta pueda tener, no solo sobre tu vida sino en los que te rodean. Como último dato, teniendo en cuenta la hermosa y alegre fiesta que atravesamos en estos días, Januká o Jag Ha’Urim (fiesta de las luces), el Rabino Najman de Breslev dice que la emuná es como la luz y nosotros como creyentes en Yeshua HaMashiaj, sabemos que Yeshua es la Luz, como podemos ver en Juan 8:12 “Una vez más Jesús se dirigió a la gente, y les dijo: – Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” Así que si tienes a Yeshua en tu vida, en verdad que podrás encontrar sentido a cada situación y en general a tu vida, siendo este mismo tu propósito general, seguirlo a Él y ser luz (Mateo 5:14-16). ¡Bendiciones!

***

 

Familia Siervo Molano.

Un Físico al compás, una Licenciada en español y Lenguas Extranjeras y dos hermosos bebés; todos siervos del Elohim de Yacob.